Ciudad de México.- La primera Bolsa Institucional de Valores en México, en más de 120 años, eso es BIVA. Detrás de este ambicioso proyecto se encuentra Central de Corretajes (Cencor), platicó su CIO, Luis Sahagún, en el marco de la 7°edición del New Banking + Financial Forum de Netmedia, y lanzó la pregunta: “¿Cómo mantener una base tecnológica tan compleja sin perder la cordura?”.

Sahagún explicó que Cencor vio un área de oportunidad enorme en la reciente Reforma Financiera: una nueva Bolsa de Valores que permita crecer el mercado bursátil mexicano. Sin embargo: “Las regulaciones no tienen palabra; cambian de un día a otro. Entonces cómo cumplir con ese reto tecnológico”, dijo.

Si bien, no existe una fórmula infalible, si una ruta de ejecución básica para superar un ambiente complejo; que en palabras de Sahagún es la “triada básica”. La cual consiste en: gente, procesos y supervisión.

Explicó que un proyecto exitoso debe contar con la gente adecuada y procesos flexibles —congruentes con las metas — y controles que permitan al equipo tener cierto grado de libertad de ejecución; de tal manera que no inhiba la
innovación.

“El éxito en los proyectos no se logra con la tecnología, sino con la cohesión con el equipo de trabajo y buenos niveles de coordinación; apalancados en tecnología, si”, concluyó el líder de un ambiciosa iniciativa con un sinfín de cambios superados y por venir. Se prevé que la primera competencia de la Bolsa Mexicana de Valores, BIVA, entre en operación en septiembre próximo.